A todas las mujeres

Por Candela Niesl

Periodista y directora de Inguz Editorial

El 21 de septiembre es conocido, históricamente, por celebrarse el equinoccio de primavera, momento en el cual la luz es victoriosa y, así, la naturaleza vuelve a despertar de su sueño. Es, también, la fecha en donde los ojos de Inguz Editorial se abrirán por primera vez.

“El arte se hace y se siente con todo el cuerpo. No se hace arte, ni se lo siente, con la cabeza sino con el cuerpo entero; con los sentimientos, los pavores, las angustias y hasta los sudores”. Así comienza el primer libro de nuestra editorial. Cita a Ernesto Sábato y su definición de arte. Relaciona lo que hace la editorial feminista con una obra jamás presentada antes. Inédita.

La primera oración del libro puede considerarse ambiciosa, ¿cómo es que este grupo de jóvenes, que recién comienza, amateurs, se atreve a ponerse a la altura del concepto de arte de uno de los escritores argentinos más destacados? La respuesta es sencilla: porque podemos. No por ambición ni complejo de grandeza, mucho menos por creer que las palabras están a la misma altura que las de Sábato; pero sí porque confiamos en que este libro, esta literatura cien por ciento argentina, es arte. Arte hecho y sentido con todo el cuerpo.

Inguz Editorial comenzó como un sueño. Luego de visitar la librería Shakespeare and Company (situada en la Ciudad de las Luces, París), el olor a libros y el deseo incesante de tener un espacio así para los argentinos pero, esta vez, con libros exclusivos, editados por un equipo independiente, me atormentaba día y noche. Una tortura, dado que parecía lejana e imposible y, por sobre todo, lejos de todo aquello que había configurado, planeado e ideado para mi propia vida. Una editorial propia era un sueño nuevo que encajaba poco en mi vida actual y desconocía si cabría en la vida de otras personas como para conformar un equipo, el “dream team”.

El azar y el desear algo con verdadero entusiasmo, a veces, son una buena combinación. Un plan de negocios, borradores, un pitch para cada persona que, considero, era fundamental para llevar Inguz a cabo y una empresa que se animó a volar con nosotros fueron algunos de los pasos a seguir para convertir esa nube de dibujito animado en una realidad que no solo tuviera literatura sino también compromiso.

Por y para ellas

El 3 de junio del 2015 nació, en las calles argentinas, el movimiento contra la violencia machista “Ni Una Menos”. El grito colectivo tomó lugar como consecuencia de la gran cantidad de femicidios cometidos a lo largo y ancho del país. Cada 30 horas una mujer es asesinada por su simple condición de género. Activistas, artistas, periodistas, en fin, las féminas en sí se cansaron y alzaron su voz. Dichos actos violentos de repudio al cuerpo y la psiquis femenina no serían pasados por alto, se acaba la impunidad, el silencio y la desconfianza.

#NiUnaMenos
Marcha “Ni Una Menos”. 3 de junio de 2015. Por Candela Niesl.

Las hermanas argentinas se juntaron, arrazaron las calles y gritaron, cada 3 de junio, “basta”. Y, a pesar de que el movimiento se ha hecho visible e incluso otros países latinoamericanos (Uruguay, Ecuador, Perú, Colombia, Bolivia, Chile y Venezuela) se han sumado a la lucha, todavía hay muchas mujeres que sufren violencia de género. Abusos, golpes, mal trato psicológico, amenazas son algunas de las rutinas que el femenino experimenta día a día. Todavía hay mucho camino por recorrer. “Ni Una Menos” fue solo el comienzo.

Las letras han salvado almas, cuerpos. La literatura lucha contra la desesperanza y le permite a su lector/a escapar de la realidad. Pero, por sobre todo, han impulsado vidas, las han alimentado y reforzado para que estas pudieran resurgir. Entre hojas y tinta, tapas duras o blandas, las personas se han reencontrado consigo mismas y se han dejado inspirar por personajes reales e irreales.

Inguz Editorial nació para sumarse al grito colectivo de las mujeres pero con una propuesta distinta. En lugar de recaudar, únicamente, dinero, también edita cuentos, ensayos, novelas, poemas y poesías que son donadas por cualquier escritor o escritora que siente que su historia tiene más que el propósito de alcanzar las estanterías sino que tiene la misión de ayudar mujeres.

Se preguntarán cómo y, si a esta altura no conocen lo que hacemos y el propósito, lo resumiré en estas líneas para invitarlos a conocernos. Inguz Editorial no es como cualquier editorial; buscamos, gracias a los escritos donados por quien quiera sumarse a nuestra propuesta, editar historias nunca antes publicadas para vender y, luego, donar un porcentaje de lo recaudado a mujeres que fueron víctimas de violencia de género. Estos relatos pueden corresponder a cualquier género, ser fantasía o realidad, autobiografías o poesías, no hay límites a la hora de hacer un libro.

Cabe destacar, ya que no debe pasar desapercibido, que la materia prima de estos libros son hojas recicladas ya que el feminismo y el cuidado ambiental pueden unirse en un abrazo prometedor y ejemplar para otros emprendimientos. Es necesario generar conciencia sobre lo que acontece con las mujeres pero, también, sobre lo que sucede en nuestro Planeta Tierra y, desde nuestro lugar, aportar para cuidarlo en cada aspecto que nos sea posible.

Lucía y María Mercedes

Una vez que el proyecto comenzó a tomar forma y las redes sociales empezaron a transmitir nuestra misión y objetivos, era solo cuestión de esperar a que los escritores aparecieran.

Lucía fue la primera en escribir. Nos presentó su blog de cuentos, reflexiones y crónicas y lo dejó a puertas abiertas para que tomáramos las historias que creíamos pertinentes para el primer número. Por el otro lado, el encuentro con María Mercedes fue distinto. Una de las integrantes del equipo ya conocía sus historias por lo que se acercó para ver si sus letras podrían pertenecer a la primera edición de la editorial. La respuesta, de más está decir, fue afirmativa.

Cuatro cuentos cortos y un prólogo es lo que encontrarán en este nuevo libro. Cuatro cuentos cortos y un prólogo que no solo buscan contar historias sino también ayudar a que otras mejoren y, de esta forma, puedan convertirse en la mejor versión de sí mismas.

Espero, por lo tanto, que, si deciden adquirir nuestro libro, no solo vean en este a dos fabulosas escritoras sino, también, la esperanza de un grupo de personas que se une en pos de combatir las injusticias y ayudar a las mujeres a no ser silenciadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: