Maltrato psicológico y Danielle Steel en una misma oración

Por Candela Niesl

Periodista y directora de Inguz Editorial 

Nombro a Danielle Steel y las caras a mí alrededor se transforman. Algunas se desfiguran con asco mientras otras suspiran risueñas. La escritora tiene a quienes la aman y a quienes la odian, no hay un punto intermedio (de ser así, estas personas puede que todavía no la hayan leído lo suficiente).

Si en la misma oración escribo su nombre seguido de la palabra “feminista”, ¿qué pensarían? ¿Pueden relacionarse o son dos conceptos tan extremadamente opuestos como los polos de este Planeta?

En fin, no quiero usar este espacio para despertar un debate que jamás podría concluirse. Hay tantos tintes de feminismo como los hay de política. “Lo personal es político” sentenció Carol Hanish en su ensayo de 1969 y, con esta afirmación, podemos entender que hay tantas variables de feminismo como personas hay en el mundo. Aun así, si de algo podemos estar seguras, es de que toda mujer es feminista. En palabras de la escritora Caitlin Moran: “(…) me di cuenta que es técnicamente imposible que una mujer se oponga al feminismo. Sin feminismo, no te dejarían debatir el lugar de una mujer en la sociedad (…) Cuantas más mujeres protesten, en voz alta, contra el feminismo, más probarán no sólo que este existe sino también que disfrutan de sus privilegios ganados con tanto esfuerzo.”

Danielle Steel pudo firmar sus escritos con SU nombre, no se ocultó en el anonimato ni tuvo que “disfrazarse” de hombre para hacerlo. He ahí el ejercicio de su feminismo.

Y es sorprendente como, frente a las contraposiciones que pueden presentarse ante un mismo libro o escritora, hay algunos que no solo amortiguan la batalla sino que nos dejan pensando sobre lo leído. ¿Qué acaba de pasar? Ese libro del encuentro, en este caso es, indudablemente, “Asuntos del corazón”.

Sinopsis: Hope Dunne, una fotógrafa exitosa, atraviesa momentos de insoportable dolor pero, gracias a un viaje a la India y la pasión por su labor, va recuperando sus fuerzas. Días antes de Navidad le hacen un encargo y, dado su sentimiento de soledad, decide hacerse cargo del pedido. Es así como conoce al famoso escritor, Finn O’Neill, quien despierta en ella pasiones olvidadas y sentimientos reprimidos. La historia transcurre entre el SoHo de Nueva York, Londres e Irlanda; así como cambian los escenarios también lo hace la relación entre el escritor y la fotógrafa. Spoiler alert: no lo hace para bien.

Si tuviese que definir a esta historia con dos palabras lo haría con las siguientes: maltrato psicológico. Un factor que la protagonista no parece notar pero que, sin duda, la narradora alerta de manera constante e insistente. Algo no anda bien y todos lo sabemos menos Hope.

El 21 de mayo del 2016 la BBC publicó un artículo que advertía a sus lectoras sobre el maltrato emocional y enseñaba a reconocerlo ya que, a pesar de que tiene mucho en común con el maltrato físico, es más difícil de identificar para quien lo sufre como para quienes rodean a la persona.

“Uno de los problemas es que en algunas culturas pueden estar disfrazadas como expresiones de amor -como no permitir que la persona trabaje o que tenga amigos y vea a su familia “porque la quiere sólo para él”-, o de desilusión – amenazas repetidas de divorcio o abandono, porque ella “no es como se lo soñó”- de manera que le atribuye la responsabilidad absoluta a la víctima de los episodios de maltrato.”

Es esto mismo, estas cinco líneas, las que vamos descubriendo poco a poco en el relato de Danielle Steel. El romance se deja de lado, no es la escritora que todos prejuzgan. Se ha corrido de ese lugar para ocupar uno que es real: el abuso.

“Asuntos del corazón” tranquilamente podría estar basada en una historia real con personajes de carne y hueso, no se romantiza el maltrato ni se lo erotiza. No hay miedo, peligro, amenazas que desautoricen a Hope, al contrario, su palabra es tomada en serio sin descalificarla con adjetivos que jamás deberían llegar  oídos de una mujer que pasa por esto. A lo que sucede se lo presenta como es y prometo, a quien lea el relato, podrá experimentar todas las etapas por las que pasa una mujer al ser maltratada de esta forma por su pareja.

Sucede en la literatura, sucede en nuestras calles, hogares y trabajos y Danielle Steel con este libro lo ha llevado a tal punto que la piel seguirá erizada mucho después de haber leído la última página.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: